Las prendas que verás a los hombres más elegantes este verano

0
221

Hace calor y se acerca el verano y es todo un lío. ¿Me visto mucho o me visto poco? ¿Con qué cosas voy a tener más calor del deseado? ¿Se puede ir de claro? ¿Qué es tendencia esta temporada? Muchas preguntas, muy poco tiempo. Pero aquí tenemos un resumen rápido con todo lo que necesitas: las 11 prendas imprescindibles para completar tu armario este verano, ahora que ya estás con el cambio de armario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un traje ligero

El calor no es excusa y el sol es un aliciente: es el mejor momento, quizá el único, de ponerse un traje de tejido más fresco (una lana ligera o el famoso seersucker) y un color más claro que permita aprovechar los eventos de la mañana y las tardes que se alargan. El nuevo traje de 2018 también incluye colores claros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una camiseta perfecta

Pues sí, una camiseta de manga corta vale para todo y aunque ya tengas muchas, recuerda siempre una máxima muy GQ: los básicos hay que renovarlos. Porque son básicos, precisamente, porque siempre están perfectos. Encuentra una camiseta con el tamaño justo (nada de ir marcando pezones), el color adecuado y un tejido fresco pero que no llegue a transparentar nunca. Y vualá, ya lo tienes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Unos zapatos de verano

Las zapatillas siempre van a estar ahí, lo sabemos. Y las chanclas… bueno, para algunas cosas funcionan bien pero no podemos enseñar nuestros pies en todas las ocasiones. La solución es hacerte con unos zapatos de verano: unos mocasines, unos náuticos, unas slippers, unas slip-on, quizá una sandalia de piel. Eso sí, con calcetines, aunque no se vean. Si la suela es de piel, calcetines, por favor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un polo elegante

Un polo siempre funciona, siempre. Pero no valen todos. Lo ideal es que esta temporada apuestes por uno un poco retro y de punto. Que se ligero, que caiga sin apretar demasiado sobre tu cuerpo, que tenga colores neutros pero tal vez con algún detalle o estampado. Es una prenda perfecta para combinar con unos pantalones sastre o unos chinos y salir a tomar algo cuando el calor aprieta. Piensa en él como una camisa y a triunfar.