Ron Santa Teresa 1796 deleita los paladares panameños

0
159

En días pasado uno de los rones más clásicos y tradicionales de latinoamérica Ron Santa Teresa 1796, hizo gala de sus 200 años de tradición ronera con dos cenas de maridaje realizadas en la ciudad de Panamá de la mano de José Luis Gutiérrez -embajador de Santa Teresa 1796-  en las cuales se destacaron las cualidades del ron premium y evidenció su versatilidad para el acompañamiento de comidas.

Un sabor que es el resultado de una tradición de más de 200 años que comenzó en 1796 cuando el conde Tovar funda la hacienda Santa Teresa y la destina al cultivo de caña de azúcar para fabricar su aguardiente personal. Lo que años más tarde motivaría a Panchita Rivas única sobreviviente de una familia perseguida durante la Guerra de Independencia por ser pariente del Libertador Simón Bolívar y su esposo un joven alemán deciden iniciar juntos la aventura de convertirse en el primer productor de ron del país, para que luego su hijo Gustavo J. Vollmer registre en 1909 la primera marca de ron de Venezuela y el Caribe; a partir de entonces 5 generaciones de la familia Vollmer han continuado con la tradición de fabricar el que ha sido reconocido como el Ron de Venezuela desde la misma hacienda bautizada como la “Cuna del Ron”.

Desde sembrar y cosechar la caña de azúcar hasta su fermentación, destilación, añejamiento, embotellado y etiquetado, todo el proceso de fabricación del ron Santa Teresa 1796 es realizado en el mismo lugar otorgándole el excepcional sabor que lo hace merecedor de los premios internacionales más prestigiosos como: Beverage Testing Institute de Chicago, San Francisco Spirit Competition, Miami Rum Renaissance Festival, Madrid International RUM Conference, International Spirit Competition Londres.

“El tema de los rones o destilados de caña es algo que tiene que enorgullecernos como latinos ya que, ¡La caña nos une!”, comentó José Luis Gutiérrez Ibarra, ‘Pepe Guti’, Brand Ambassador de Santa Teresa 1796 para Latinoamerica y el Caribe. Durante una corta visita a Panamá, Pepe Guti ofreció una experiencia excepcional en dos cenas maridaje en el restaurante Laboratorio Madrigal y en el Hotel Santa María – Salón VIP-, compartió tambien algunos consejos para disfrutar de una rica cena acompañada por interesantes cocteles elaborados con Santa Teresa 1796, un verdadero antiguo de solera.

“Desde el norte hasta el sur se hacen y producen destilados a base de la caña de azúcar”, agregó Gutiérrez. Y por ello el ron es una bebida que une a todos los latinoamericanos. Sin embargo, no todos los rones son iguales. En el caso de Santa Teresa, asegura Gutiérrez, destacan las cualidades de la tierra donde se da la caña de azúcar utilizada para su elaboración, los hechos históricos que dieron a la familia Vollmer la fuerza para mantenerse en pie desde 1796, la calidad de su elaboración artesanal que se hace con rones de hasta 35 años de edad y el propósito social que acompaña a este emprendimiento, ‘Proyecto Alcatraz’ en el cual, se ayuda y brinda una segunda oportunidad a las personas menos afortunadas de familias de delincuentes para que aspiren a un futuro mucho mejor y alejados de una vida delictiva.

Tradicionalmente el ron añejo se ha acompañado de agua o se bebe solo. Estas reglas han cambiado con el paso del tiempo no solo para el ron sino para todas las bebidas premium con las cuales se preparan cócteles del mismo nivel.
Los asistentes durante estas cenas de maridaje 4 tiempos pudieron valorar las cualidades de este productos, que en su degustación se permitió apreciar las excelentes cualidades de maridaje de esta gran marca: la elegancia de Santa Teresa 1796.